“Volver a ser lo que era antes”
Cada vez que un deportista viene con una lesión, es la primera frase que me dice nada más entrar por la puerta. Las siguientes preguntas suelen ser ¿cuándo voy a volver a jugar? o ¿cuánto voy a tardar en jugar?
Estas preguntas son el reflejo de que nuestros pacientes no se conforman con recuperarse de su lesión, que la fractura consolide bien o que el dolor desaparezca, sino que esperan recuperarse funcionalmente, es decir, ser lo que eran.

Tras una lesión, lo primordial es conseguir una buena recuperación del tejido dañado, que lo roto se una y que lo inflamado se desinflame, pero ¿y la fuerza que nosotros teníamos? ¿El equilibrio? ¿Nuestra coordinación? ¿La capacidad de reaccionar ante estímulos que aparecen por sorpresa?
Todo esto es recuperación funcional, darle al cuerpo un entrenamiento adecuado, con estímulos que permitan desarrollar todos tus sentidos, ser capaces de confiar en tu cuerpo. A través de ejercicios y movimiento, llegamos hasta la recuperación física de todo aquello afectado por una lesión, y al mismo tiempo preparamos al cuerpo para la vuelta al entrenamiento y la competición.

El factor principal para conseguir una buena recuperación es la propiocepción. La propiocepción es la percepción de uno mismo, es la información sensorial que contribuye a la conciencia de posición y movimiento articular, velocidad y detección de la fuerza de movimiento. El trabajo propioceptivo se centrará en la provocaciones de perturbaciones o
cambios, y esto lo conseguiremos trabajando las cualidades de equilibrio y la capacidad de reacción del individuo. La propiocepción se trabaja tanto de forma de estática como dinámica con ejercicios diseñados de manera específica para estimular la zona que nos interese.
Entonces, ¿te atreves a volver a ser lo que eras antes? CONFÍA EN NOSOTROS.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • cuatro + Trece =