QUÉ ES LA URTICARIA CRÓNICA ESPONTÁNEA

La urticaria crónica espontánea se caracteriza por la aparición de habones o ronchas (+/- angioedema) de forma diaria o casi diaria durante más de 6 semanas. Puede persistir durante meses o años.
Es una enfermedad que, aunque no es grave, resulta extremadamente molesta y altera mucho la calidad de vida de los pacientes.
Al contrario de lo que erróneamente se piensa, la urticaria crónica espontánea no suele tener un origen alérgico. Es una enfermedad de la piel cuya causa es autoinmune o idiopática (desconocida) y no se relacionan con alimentos ni alérgenos.

CÓMO SABER SI TENGO URTICARIA CRÓNICA ESPONTÁNEA

Para el diagnóstico de este tipo de urticaria suele ser suficiente una buena historia clínica por parte del dermatólogo, una exploración física adecuada y, en ocasiones, una analítica de sangre. Raras veces se precisan estudios complementarios más complejos. Las pruebas de alergia sólo están indicadas cuando se sospeche una causa alérgica, lo cual es muy poco habitual en un urticaria crónica espontánea.

CÓMO TRATAR LA URTICARIA

El tratamiento de la urticaria se basa en los antihistamínicos no sedantes de 2º generación.
Son medicamentos que se deben tomar de forma continua, aunque no se tengan lesiones ni picor. Además, en muchas ocasiones, con un comprimido al día no es suficiente y es necesario subir la dosis al doble, al triple e, incluso, al cuádruple. Son fármacos muy seguros, aunque se usen a dosis altas.
Los antihistamínicos de primera generación (hidroxicina, dexclorfeniramina) no se recomiendan, por su escasa selectividad y sus efectos adversos.
También resulta conveniente evitar los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Aunque no son la causa de la urticaria crónica espontánea, pueden empeorar las lesiones y es preferible no tomarlos.
Se pueden usar sin problemas paracetamol, oxicams e inhibidores de selectivos de COX-2 (los terminados en –coxib). Ácido acetil salicílico a dosis antiagregante (100 o 300mg/día) tampoco parece empeorar la urticaria.
Los corticoides sistémicos pueden utilizarse para controlar exacerbaciones agudas graves. Se utilizarán ciclos cortos, inferiores a 10 días. No es adecuado emplearlos de forma crónica, debido a sus efectos adversos.

En casos refractarios a antihistamínicos es recomendable acudir a un especialista, que valorará otras terapias como omalizumab o ciclosporina.

DERMATÓLOGO PARA TRATAR LA URTICARIA

Si usted presenta una urticaria que no se está controlando y precisa corticoides de forma frecuente, le recomendamos que sea valorado por un dermatólogo experto en esta enfermedad.
El doctor Iván Cervigón, nuestro dermatólogo en Talavera, es especialista en urticaria, miembro del Grupo de Trabajo en Urticaria Crónica de la Sección Centro de la Academia Española de Dermatología, y con amplia experiencia en su diagnóstico y en su manejo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • diecisiete + 9 =