Cuidar la voz es importante no solo para los profesionales como profesores, cantantes o locutores, sino para todas las personas, ya que es nuestra herramienta de comunicación. La Dra. Adriana Pérez García, Responsable de la Unidad de Voz del Equipo de Otorrinos Dr. Ortiz nos da unos consejos para cuidar la voz.

  1. Limitar la ingesta de bebidas que contengan alcohol o cafeína. Actúan como diuréticos (sustancias que aumentan la cantidad de orina) y producen pérdida de líquido del cuerpo. La pérdida de líquidos reseca la voz. El alcohol además irrita la mucosa de la membrana que recubre la garganta.
  2. Ingerir abundante líquido. De 8 a 10 vasos de agua al día.
  3. No fumar y evitar ser un fumador pasivo. El cáncer en las cuerdas vocales es más frecuente en los fumadores.
  4. Practicar técnicas de buena respiración mientras hablamos o cantamos. Es importante darle soporte a la voz mediante respiraciones profundas desde el diafragma (la pared que separa el tórax del abdomen). Los cantantes y los oradores frecuentemente practican medidas para mejorar su respiración. Hablando desde la garganta sin tomar aire dañamos la voz.
  5. Evitar comidas picantes o muy condimentadas. Las comidas picantes causan mayor producción de ácido y éste se va a la garganta o al esófago (causando reflujo).
  6. Usar un humidificador en casa en el caso de vivir en un lugar seco. Recomendamos un 30% de humedad.
  7. Tratar de no excederse en el uso de su voz. Evitar hablar o cantar cuando estemos roncos.
  8. Lavarse las manos constantemente para prevenir infecciones virales, gripe, resfriados…
  9. Incluir alimentos ricos en fibras, frutas y vegetales en nuestra dieta. Éstos alimentos contienen vitaminas A,E y C, que ayudan a mantener la garganta saludable.
  10. Evitar sostener el teléfono entre el cuello y el hombro mientras hablamos por períodos largos. Esto ocasiona tensión muscular en el cuello.
  11. Hacer ejercicio con regularidad. El ejercicio mejora el tono muscular. Esto mejora la postura y la respiración que es necesaria para hablar.
  12. Descansar lo suficiente. La fatiga tiene un efecto nocivo en la voz.
  13. Evitar hablar en lugares muy ruidosos. Al tratar de hablar por encima del ruido incrementa la tensión en nuestra voz.
  14. Evitar los enjuagues bucales o gargarismos que contengan alcohol o químicos irritantes. En caso de ser necesario los gargarismos utilizar agua con sal.
  15. Evitar utilizar los enjuagues bucales para tratar el mal aliento persistente. La halitosis (mal aliento) puede resultar de una causa que no es tratada por el enjuague bucal como puede ser una pequeña infección de la nariz, de los senos paranasales, amígdalas, encías, pulmones, así como reflujo gástrico.
  16. Considerar el uso de un micrófono. En ambientes amplios, como una sala de clase o de ejercicios, utilizar un pequeño micrófono con amplificador puede ser de gran ayuda.
  17. Considerar la terapia de la voz. Un terapista del lenguaje que tenga experiencia en estos problemas nos puede dar consejos para el uso de la voz adecuadamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 4 × 3 =