El talaverano Centro Médico EboraSalud inaugura un nuevo área de Rehabilitación Cardiaca, una unidad única en la comarca, con 130 metros cuadrados de instalaciones, 2 consultas para el manejo del paciente a cargo de un equipo médico-sanitario multidisciplinar, y un área de diagnóstico con aparatología de última generación.
Esta nueva unidad está coordinada por el prestigioso cardiólogo Miguel Ángel Gómez y tutorizada por la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca, incluida en el programa de Excelencia de la Unidad por parte de la SEC – Soc. Española de Cardiología.

Este novedoso servicio se encuentra ubicado en la planta baja de la clínica, en la talaverana calle Salvador Allende, 9, y cuenta con una Unidad Central de Rehabilitación que permite monitorizar de forma individualizada a cada paciente en todo momento.
Además, es espacio se complementa con aparataje de telemetría y electromedicina para diagnóstico no invasivo.
El área de Rehabilitación Cardiaca de Eborasalud está formado por un equipo multidisciplinar, integrado por fisioterapeutas, enfermeras y psicólogos, coordinados por el equipo de Cardiología y comandado por el doctor Miguel Ángel Gómez. Un equipo de médicos especialistas consultores completa el programa, entre los que se encuentran médico rehabilitador, endocrinólogo-nutricionista, neumólogo, urólogo y psiquiatra.

QUÉ ES LA REHABILITACIÓN CARDIACA.

Es el conjunto de medidas que pretenden recuperar y readaptar al paciente cardiópata en las areas física, psicológica y sociolaboral; su objetivo es aumentar la calidad de vida, la capacidad física y mejorar el pronóstico de vida del paciente (aumento de supervivencia del 20-30%).
La Rehabilitación Cardiaca está indicada en casos de infarto agudo de miocardio, tras implantes de stents coronarios, válvulas cardiacas o marcapasos. También se desarrolla con pacientes con cardiopatías congénitas, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial o pulmonar o con operación de bypass. Está especialmente indicada también para personas que sufren COVID persistente y para personas sin cardiopatía, con elevados factores de riesgo (HTA, obesidad, diabetes, tabaquismo, colesterol elevado, etc.).
Se inicia tras el alta hospitalaria y una valoración inicial a cargo del cardiólogo, que pautará un programa personalizado que incluye ejercicio aeróbico y de fortalecimiento muscular, un programa de educación sanitaria, apoyo a domicilio y control de factores de riesgo, además de un acompañamiento psicológico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 5 + veinte =