¿Qué es la incontinencia urinaria? Con esta pregunta inició el doctor Pablo Luis Gutiérrez, urólogo de Eborasalud, su conferencia organizada junto a la asociación ‘La Amistad’ y la Asociación de Consumidores y Usuarios de Talavera. Una charla que contó con una gran aceptación por parte del público, que participó con preguntas y experiencias propias.

La incontinencia urinaria, destacó el doctor, es una pérdida involuntaria de orina que afecta a la calidad de vida del paciente; se trata de una problemática que afecta en un porcentaje mayor a mujeres que a hombres y que suele aparecer a partir de los 50 años; de hecho, según las estadísticas, un 15 por ciento de las mujeres sufren incontinencia urinaria a partir de esa edad.

conferencia-urología-3.jpg

 

Existen catalogadas tres tipos de incontinencia urinaria: una de esfuerzo, de urgencia o incontinencia mixta, que, según el especialista, es la más complicada de tratar.

La primera, la incontinencia de esfuerzo, es aquella que puede darse, ejemplificando, cuando se ríe, cuando se realiza un esfuerzo como saltar o cuando la persona se pone de pie. Entre las causas más comunes están los partos y la obesidad, a las que se suman, en menor medida, traumatismos, vejiga caída y otras circunstancias particulares. En cuanto a su tratamiento, el doctor recalcó la importancia de perder peso y mantener una dieta saludable para ello, además de la realización de una serie de ejercicios para el suelo pélvico, como los conocidos ‘ejercicios de kegel’. También apostó por ejercicio físico moderado como el pilates y, por último, habló de la posibilidad de un tratamiento con conos vaginales; en ese aspecto destacó que se trata de una opción que tiene que estar controlada por un especialista ya que el mal uso de estos conos puede perjudicar al paciente.

Por otro lado, la incontinencia de urgencia, aquella que hace que el paciente tenga que orinar en periodos cortos de tiempo, y que puede deberse a causas tan dispares como una depresión, estreñimiento, trastornos neurológicos o sin una causa posible, considerándose idiopatica. Para diagnosticarla, dijo Gutiérrez, se recurre a los estudios urodiánmicos y a urocultivos, porque en algunas ocasiones detrás de la incontinencia puede existir algún tipo de infección.

El tratamiento en este tipo de incontinencia puede ser doble: por un lado con medicación oral, y, por otro, con intervención quirúrgica. Del mismo modo, Gutiérrez abordó otros tratamientos más novedosos y desconocidos como el uso de ‘toxina botulínica’, conocida habitualmente como ‘botox’ y muy utilizada en el ámbito estético, con el objetivo de ‘relajar’ las contracciones de la vejiga que obligan a ir asiduamente al baño.

Por último, el urólogo de Eborasalud abordó la incontinencia mixta, en la que pueden confluir las problemáticas de las dos anteriores, y que requiere un abordaje médico más completo y personalizado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • cinco × 5 =