En otorrinolaringología, los carcinomas faringolaringeos pueden ser secundarios a varias causas.

En este artículo, nuestro otorrinolaringólogo, el doctor Ortiz, nos explica dichas causas:

La más frecuente es el tabaco, seguido del abuso del alcohol, la asociación de ambos, la infección por el virus del papiloma humano (HPV), la exposición a radioactividad y factores hereditarios entre otras.

Con un diagnóstico temprano en otorrinolaringología se consiguen las dos premisas fundamentales en el tratamiento de cualquier cáncer: mayor supervivencia y mejor calidad de vida.

Dependiendo de su localización estos tumores producirán unos síntomas diferentes:

  • A nivel de la laringe los tumores que asientan en las cuerdas vocales o glotis (los más frecuentes de los tumores laríngeos) en un estadío temprano producen disfonía o ronquera (síntoma principal) y en un estadío más avanzado disnea o dificultad para respirar.
  • Los tumores que asientan por encima de la glotis o supraglóticos en su estadio inicial producen dolor durante la deglución (odinofagía) y en estadíos más avanzados dolor irradiado a oídos (otalgia refleja) y con alta frecuencia provocan metástasis cervicales (diseminación de la enfermedad a lo ganglios linfáticos del cuello).
  • Los tumores que asientan por debajo de la glotis o subglóticos (los menos frecuentes), producen tempranamente disnea y disfonía.
  • Los tumores que asientan en la orofaringe e hipofaringe presentan en su estadío inicial dolor localizado y son los que con mayor frecuencia dan metástasis cervicales.

Todas aquellas personas que presenten estos síntomas o alguno de ellos deben acudir tempranamente a su especialista en otorrinolaringología para realizar una exploración completa de cabeza y cuello, que consiste en la visión de la mucosas de la vía aerodigestiva superior (cavidad oral, faringe y laringe), endoscópicamente mediante una Fibronasofaringolaringoscopia. Finalizamos la exploración mediante una palpación del cuello y de la garganta (por si existen lesiones submucosas).

El diagnóstico definitivo lo realiza el patólogo mediante el estudio histológico de la biopsia que toma el especialista de la lesión que se observe en la mucosa de la vía aerodigestiva superior.

Una vez confirmado que es un carcinoma existen varias alternativas terapéuticas. Si el tratamiento que se decide seguir es quirúrgico hay dos posibilidades: cirugía abierta o cirugía transoral (a través de la boca) utilizando el Láser CO2.

Actualmente la cirugía abierta sólo se contempla para aquellos tumores que no puedan ser extirpados mediante cirugía láser CO2 (tumores muy grandes, mala exposición o visión incompleta del tumor por vía transoral y por falta de experiencia del cirujano para utilizar esta técnica).

La curva de aprendizaje del cirujano es la que determina le extirpación de los tumores de mayor tamaño y peor visibilidad para poder quitarlos con las máximas garantías (resecar totalmente el tumor (bordes libres), que es la base fundamental para erradicarlo).

Gracias a la utilización de la cirugía transoral láser CO2 los pacientes se benefician de las siguientes ventajas:

  • Conservación de las estructuras anatómicas de la faringolaringe que permitirán una mejor función respiratoria, fonatoria y deglutoria.
  • Disminución del tiempo de ingreso hospitalario (de los 10 a 30 días de la cirugía abierta a las 24 a 72 horas mediante la cirugía láser).
  • En el 99% de los casos se evita la traqueostomía (agujero del cuello para respirar) y en caso de necesitarla sería por un tiempo limitado para después cerrarla.
  • Menor probabilidad de necesitar alimentarse a través de sonda nasogástrica (por la nariz) pudiendo empezar a comer normalmente entre 6 y 24 horas después de la cirugía (dependiendo del caso).

Como cualquier cirugía para el tratamiento de estas lesiones tiene una desventaja, que es la disfonía temprana y que va mejorando progresivamente.

En suma, utilizando esta técnica conseguimos una mejor calidad de vida del paciente y una reducción muy considerable del coste global del tratamiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 20 + Trece =