En Otorrinolaringología, la doctora Ithzel María Villarreal, del equipo de Otorrinos del Dr. Ortiz y con consulta en EboraSalud, nos habla de la rinitis alérgica, y nos da buenos consejos sobre cómo evitarla, minimizarla o tratarla.

La rinitis alérgica es una entidad que afecta la mucosa nasal y puede producir ciertos síntomas como son:
– secreción nasal acuosa
– estornudos frecuentes
– congestión/obstrucción nasal
– picor nasal y ocular.
Es un problema que interfiere con la calidad de vida de las personas de manera significativa dificultando las actividades de la vida diaria, impidiendo el sueño reparador y entorpeciendo las relaciones sociales.
En los niños puede producir alteraciones en el aprendizaje y desarrollo escolar.

Existen algunas medidas que pueden ayudar a controlar estos síntomas, entre ellas:
1. Evitar el consumo de tabaco y los ambientes con humo.
2. Eludir cambios bruscos de temperatura y sitios mal ventilados.
3. Ingerir abundantes líquidos que previenen la sequedad de mucosas de
las vías respiratorias.
4. Utilizar pomadas nasales para hidratar la mucosa nasal y ayudar a
aislarla de algunos alérgenos.
5. Detectar, en el caso de las rinitis de origen alérgico, las plantas a las que
se es alérgico y su época de polinización.
6. Evitar las salidas a la calle en horas de máxima polinización y utilizar
gafas de sol y mascarilla.
7. Realizar lavados nasales frecuentes y sobre todo antes de acostarse,
para arrastrar el polen de las mucosas, descongestionar y eliminar la
mucosidad nasal.
Puede comprar un agua de mar isotónica o soluciones salinas
fisiológicas en la farmacia o preparar uno en casa.
8. Intentar evitar el contacto con olores fuertes u otros posibles factores
desencadenantes.
9. Se recomienda realizar vahos periódicos, lo cual ayuda a fluidificar y
eliminar las secreciones.

Dentro de los posibles tratamientos se encuentran los corticoides nasales, que actúan desde el primer día. Son muy seguros y no debe tenerse miedo a utilizarlos.
Por otro lado, los antihistamínicos orales, que mejoran algunos de los síntomas alérgicos y son un buen complemento para los corticoides orales.
Existen también algunos antihistamínicos tópicos.
Otros posibles tratamientos involucran la inmunoterapia (vacunas), que son útiles tras comprobar el alérgeno específico que causa los síntomas.
Es importante destacar que el uso de descongestionantes nasales de manera continuada no es correcto y que no debe automedicarse al poder poner en riesgo su salud y bienestar.
Nuestros especialistas estarán encantados de poder aconsejarle, tratarle y ayudarle a sentirse mejor. Porque la calidad de vida se respira.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 14 + 8 =